FAVORECE UNA MAYOR CALIDAD DE LA LECHE

El Cow Comfort define a una serie de técnicas que se aplican en explotaciones ganaderas y que en su conjunto favorecen el bienestar y la tranquilidad de los animales. Estas prácticas que suponen una inversión considerable para el ganadero, a medio plazo repercuten muy positivamente en la calidad de la leche -alto contenido en grasa y proteína- y también en una mayor producción de litros. El confort es una condición imprescindible para la salud de las vacas y para que las mismas puedan producir leche de calidad. Como no podía ser de otra manera, en Priégola todos los animales disponen de espacio para caminar.

UNA VACA FELIZ PRODUCE MEJOR LECHE

Camas de agua o de goma

El 80 por ciento de las vacas en ordeño tienen camas individuales de agua o de goma triturada, éstas últimas cuentan además con almohadas para reposar la cabeza. El 20 por ciento restante disponen de cama tradicional de paja. Todas las camas se limpian diariamente y encima de ellas se les aplica un desinfectante biológico. La superficie de las camas tiene que ser acolchada para que las rodillas de las vacas no sufran al tumbarse. Tanto las camas de agua como las de goma triturada cumplen esta condición.

Música clásica durante el ordeño

La hora del ordeño es un momento delicado para las vacas. Por ello, en Priégola las vacas escuchan música clásica durante este proceso ya que favorece su relajación y su predisposición a ser ordeñadas. Se dice que esta técnica se aplica desde que unos monjes de la bretaña francesa en el siglo XIX, descubrieran que las vacas daban más leche si eran ordeñadas durante la misa, mientras escuchaban la música que provenía del coro de la iglesia.

Actualmente no hay estudios científicos que avalen esta teoría pero en Priégola estamos convencidos de que las vacas teniendo sistema auditivo, son sensibles a los acordes de la música clásica.

Sistemas de aclimatación antiestrés

La circulación de aire es muy importante para la respiración de las vacas. Un ejemplo de esto se aprecia en que tanto las vacas como los caballos se sitúan en el campo en los lugares más altos –que es en donde más circula el aire- cuando la temperatura sobrepasa los 15 grados. Los apriscos constan de un solo tejado alto, orientado al sur y con caída de agua hacia el norte, cuyo diseño está pensado para producir sombra en verano y facilitar la entrada de sol en invierno. Además, carecen de muros laterales con el fin de favorecer la máxima circulación de aire dentro de ellos. Cuando el tejado se calienta por la radiación solar, su propia inclinación propicia una corriente de aire que en verano permite a los cobertizos gozar de una temperatura de 4 a 5 grados centígrados inferior a la del exterior.

El ganado vacuno, desde el primer día de vida, soporta perfectamente temperaturas de hasta 20 grados bajo cero pero empieza a sufrir si la temperatura sube por encima de 22 grados centígrados. En verano, la bajada de temperatura producida por la corriente de aire de los apriscos no es suficiente. Por ello, PRIÉGOLA tiene instalados aspersores y ventiladores en la zonas de los comederos y de los cobertizos con camas individuales.

Los ventiladores y los aspersores se ponen en marcha cuando la temperatura supera los 22 grados y se paran cuando baja de los 20.

Primero, los aspersores se ponen a funcionar durante 20 segundos; a continuación, los ventiladores funcionan durante 40 segundos repartiendo el agua en suspensión. Este ciclo se repite de manera sucesiva, refrescando a las vacas durante el tiempo que están comiendo.

En la sala de espera previa al ordeño se emplea el mismo sistema. Además, cada vaca recibe una ducha al salir de la sala después del ordeño. El objetivo de estos cuidados es evitar que la temperatura de las vacas suba. Una vez que esto ocurre, es muy difícil bajarla si no refresca durante la madrugada.

ALIMENTACIÓN, GENÉTICA Y CONFORT

Los tres pilares fundamentales para obtener una leche de la máxima calidad sonla alimentación de las vacas, su genética y las medidas de “Cow Comfort”.

Estos tres elementos son los factores determinantes para que el ganado esté sano, produzca leche de calidad y en cantidad.

Cuidada Alimentación

En Priégola hay una veterinario nutrólogo cuya misión es establecer el tipo de alimentación idóneo para cada animal según el periodo de vida en el que esté -terneras, novillas, vacas recién paridas, vacas preñadas, etc-. La forma de alimentar al ganado, es determinante para que sean animales sanos y su producción alta.

Priégola también asesora a otras fincas y cooperativas en España, ya que el sistema de alimentación que aplicamos en nuestra granja ha demostrado ser muy eficaz.

Genética Animal

Desde hace más de 20 años Priégola no incorpora a su ganadería animales de otras granjas ya que estos serían susceptibles de introducir enfermedades desconocidas para nuestra cabaña. Gracias a los avances de la genética y a la inseminación artificial, la recría de ganado se realiza con animales autóctonos.

Todas las vacas productoras nacen y se crían en la propia explotación. Asimismo, los padres de sus futuras crías son seleccionados entre los mejores sementales del mundo, en función de su mejora genética probada, de morfología, producción, contenido de proteínas, etc.

Gracias a todas estas medidas Priégola ha obtenido el título de Mejor Ganadería por Indice Genético de España (para granjas de más de 200 vacas reproductoras) en los años 2006, 2007, 2008, 2009, 2010 y 2012. Este título es otorgado por CONAFE, la Conferedración Nacional de Asociaciones de Frisona Española.

Cow Comfort

Como ya hemos explicado anteriormente, son una serie de medidas de confort animal que, aplicadas en su conjunto, inciden en una mejor calidad de leche -contenido de grasa y proteína- y también un incremento de su producción.