Bizcocho Bica Blanca de Laza

Receta de Miriam García

La bica es un bizcocho típico de la provincia de Orense. Tradicionalmente se han disputado su autoría las localidades de Puebla de Trives y Castro Caldelas.Esta bica llamada blanca es típica del pueblo orensano de Laza y se denomina así porque se elabora con claras de huevo, sin yemas, por lo que tiene un color más claro. Además lleva una buena cantidad de nata, lo que contribuye también a la blancura.Las bicas son característicamente no demasiado esponjosas, pero sí muy tiernas y jugosas, se presentan siempre en forma rectangular, horneadas sobre un papel y con una costra superior quebradiza que se debe a que se espolvorean con azúcar antes de entrar al horno. Es habitual cortarlas en forma cuadrada para comerlas. Como veis, la bica es todo un ritual. Un ritual sabrosísimo.

Ingredientes

  • 9 claras de huevo
  • 375 g de harina normal
  • 375 ml de nata fresca Priégola
  • 490 g de azúcar
  • canela molida para la superficie.

Elaboración

  1. Calentamos el horno a 180° (sin aire) / 200° (con aire). Deberá estar a la temperatura indicada cuando acabemos de elaborar la masa.
  2. Separamos las claras de las yemas y las ponemos en un bol o en el vaso de una batidora. Pesamos y tamizamos la harina. Reservamos.
  3. Montamos las claras en un robot o con varillas eléctricas con un pizco de sal. Cuando empiecen a estar claramente espumosas empezamos a añadir el azúcar poco a poco, hasta obtener un merengue duro. Por lo menos serán 15 minutos de batido a máxima velocidad. El merengue estará listo cuando al coger una porción entre los dedos y frotar entre el índice y el pulgar no se aprecie el granillo del azúcar.
  4. Una vez bien duro el merengue paramos el robot o las varillas y añadimos la harina. Mezclamos con una espátula, con movimientos envolventes de arriba abajo para que se integre bien.
  5. A continuación, montamos la nata, pero no debe quedarse dura del todo, es preferible que quede un poco fluida para poderla incorporar con mayor facilidad. Mezclamos con la masa de merengue y harina con suavidad, con movimientos envolventes.
  6. Forramos un molde cuadrado o rectangular de un máximo de 24×30 cm con papel de hornear, dejando el sobrante colgando por fuera del molde. Vertemos la masa y la alisamos con una espátula. Espolvoreamos algo más de azúcar y canela por encima.
  7. Cocemos en el horno unos 35 minutos, en un nivel bajo. Pinchamos con una brocheta para ver si está cocida la bica por dentro y la sacamos del horno. Cuando se haya enfriado ligeramente la sacamos del molde ayudándonos del papel y la colocamos con cuidado sobre una rejilla hasta que se enfríe por completo.