Nata Fresca Priégola. ¡Deliciosa!


Uno de los productos más apreciados por nuestros clientes y maestros pasteleros

Los jefes de cocina profesionales y expertos en productos lácteos saben que no todas las natas se fabrican de la misma manera. Es por ello que la Nata Fresca de Priégola se elabora de manera tradicional, pasterizándola en su máximo grado de frescura y preservando su textura cremosa y sabor natural de granja.

Su sabor es muy diferente al resto de natas que puedes encontrar en el supermercado -la mayoría están sometidas al proceso de ultrapasterización  (UHT)- y debido a las altas temperaturas a las que se le somete, su sabor y textura son diferentes.

Nata fresca Priegola 250ml
Nata fresca Priégola 1 Litro

Ultra Alta Pasteurización UHT frente a Pasteurización tradicional ¿Cuál es la diferencia?

Cuando vamos a nuestro supermercado habitual a comprar productos lácteos podemos observar que la mayoría de los productos son UHT (Ultra Alta Pasteurización) mientras que los productos de Priégola son Pasteurizados. ¿Por qué? ¿Qué diferencia hay?

Los productos UHT en el proceso de ultra alta pasteurización son sometidos a elevadas temperaturas (entre 140 y 150oC). La principal ventaja de estos productos UHT es que pueden tener una vida útil mucho más prolongada. Estos productos no se pueden denominar frescos ya que no lo son y gracias al tratamiento UHT pueden ser transportados a larga distancia sin necesidad de frío, y permanecer más tiempo en los lineales de los supermercados sin caducar.

Pero el tratamiento de ultra alta pasteurización UHT también causa en los productos lácteos la perdida de gran parte de su sabor natural. De hecho, algunos profesionales de la restauración opinan que los productos UHT tienen un sabor muy diferente al de los productos lácteos tradicionales.

Pasteurización Tradicional

La leche y nata fresca de Priégola se pasteurizan de manera tradicional a temperaturas más bajas. La leche fresca se somete a 78oC durante 15 segundos, mientras que la nata a 95oC durante 15 segundos. Este tratamiento es suficiente para eliminar las bacterias nocivas y sin embargo permitir que la leche y la nata mantengan su sabor fresco de granja sin alterar sus propiedades naturales (proteínas, vitaminas, aminoácidos, etc.).

Además, como somos VERDADEROS PRODUCTORES LOCALES, la distancia entre Priégola  y nuestros clientes (hogares y supermercados) es corta, lo que nos permite ofrecer el valor nutricional óptimo de nuestros productos y un auténtico sabor fresco de granja.