¿Qué es un Probiótico?

Microorganismos vivos beneficiosos para la flora intestinal

Los probióticos son aquellos microorganismo vivos que, al ser agregados como suplemento a la dieta, afectan de forma beneficiosa al desarrollo de la flora microbiana en el intestino.

Los probióticos estimulan las funciones protectoras del sistema digestivo. Son también conocidos como bioterapéuticos, bioprotectores o bioprofiláticos y se utilizan para prevenir infecciones gastrointestinales.

Ha sido probado in vitro e in vivo el efecto de los probióticos en estados patológicos como diarreas, infecciones del sistema urinario, desórdenes inmunológicos, intolerancia a la lactosa, hipercolesterolemia, algunos tipos de cáncer y en alergias alimentarias.

El yogur tiene las condiciones necesarias para ser considerado como un alimento probiótico. Contiene microorganismos vivos, una parte de ellos permanece en el sistema intestinal e interactuán con la flora bacteriana. Estas bacterias presentes en el yogur y otras leches fermentadas se caracterizan por transformar mediante la fermentación algunos azúcares, principalmente la lactosa que se transforma en ácidos orgánicos como el láctico y el acético.

La ingesta regular de leches fermentadas puede resultar beneficiosa para prevenir enfermedades infecciosas comunes por ingestión de patógenos.

¿Qué es un Prebiótico?

Ingredientes alimenticios naturales beneficiosos

Los prebióticos son ingredientes no digeribles en la dieta, que producen efectos beneficiosos estimulando selectivamente el crecimiento y/o actividad de uno o más tipos de bacterias en el colon. Dichas bacterias tienen a su vez la propiedad de elevar el potencial de la salud de la persona que ingiere el alimento prebiótico.

Un alimento prebiótico desempeña las siguientes funciones biológicas en el cólon:

  1. Suministra la mayor parte de la energía que necesitan las células de la mucosa colónica.
  2. Estimula el crecimiento y la diferenciación de las células.
  3. Inhibe el crecimiento de las células tumorales.

La insulina y la oligofructosa, clasificadas como fibra dietética, son otro ejemplo de prebióticos. Constituyen ingredientes alimenticios naturales, extraídos de las raíces de la achicoria y se encuentran presentes además en otras plantas como la cebolla, el ajo, el espárrago. Estos compuestos modulan positivamente la fisiología del sistema gastrointestinal, fundamentalmente en cuanto al aumento del peso de las heces y la frecuencia de evacuación intestinal. Actualmente se estudian otros efectos como el aumento de la absorción del calcio, la estimulación del sistema inmunológico y la reducción del riesgo de cáncer de colon.

La combinación simbiótica

Probióticos y Prebióticos en un mismo producto

Está demostrado que la combinación simbiótica tiene un efecto beneficioso más importante que los probióticos y los prebióticos por separado. (Rowland 1998).

Otro sistema consiste en combinar las sustancias probióticas (bacterias vivas) y las prebióticas (componentes alimentarios de los que viven los probióticos). Hoy en día, se están desarrollando alimentos innovadores (simbióticos) con efectos beneficiosos para la salud que son diferentes segúno los microorganismos utilizados (probióticos) y los substratos (prebióticos) que se añaden como incredientes.